Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

alimentacion.es

Campo verde en primavera Paisaje campo soleado Campo en primavera Viñedo en invierno Cereal segado Arrozal Trigo segado Paisaje de cereales en primavera Campo de trigo Viñedo al atardecer Paisaje de un encinar adehesado Viñedo en verano
Lupa

Coneix el que menges

Enciclopèdia dels aliments

Queso
Consejos prácticos de compra y consumo

El corte del queso

  • Quesos de pasta semidura y dura

La mayoría de los quesos de nuestro país son de formato cilíndrico y con un peso alrededor de 3 kg. Los quesos canarios poseen un tamaño aún más grande, llegando a superar los 10 kg en el caso del Palmero.
Para cortar quesos duros es aconsejable atemperarlos unas horas antes a temperatura de 22-24 ºC. El corte es más limpio, el cuchillo ofrece menos resistencia y existe menos peligro de que se resquebraje.
Otra forma original sería cortarlos en lascas con el punzón que se utiliza para el parmesano y también se prestan muy bien para rallarlos y para su uso en la cocina en sustitución de otros quesos europeos.
Para los quesos grandes tipo Palmero, Majorero, Manchego, Castellano o Mahón, entre otros, se aconseja realizar los 2 primeros cortes con el cuchillo de doble mango y luego se puede continuar cortando las cuñas con un cuchillo normal.
Los quesos menores de 1 kg se cortan con un cuchillo normal aunque de mango resistente y hoja fuerte.

 

Consulta los siguientes apartados referentes al corte de quesos de pasta dura y semidura:

 

Volver a Introducción

Volver a El corte del queso

Volver a Consejos de compra y consumo

Volver al Menú Principal