Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

alimentacion.es

Campo verde en primavera Paisaje campo soleado Campo en primavera Viñedo en invierno Cereal segado Arrozal Trigo segado Paisaje de cereales en primavera Campo de trigo Viñedo al atardecer Paisaje de un encinar adehesado Viñedo en verano
Lupa
Estás en: Portada > Conoce lo que comes > Enciclopedia de los Alimentos > Alcachofa > Características y variedades

Conoce lo que comes

Enciclopedia de los Alimentos

Alcachofa
Características y variedades
Planta de la alcachofa

Es una planta perenne que rebrota todos los años y se adapta muy bien a los climas templados.

De los tallos nacen unas hojas profundamente segmentadas de color verde, más o menos intenso en la parte expuesta al sol, y de aspecto pálido en el envés debido a la presencia de unas pequeñas pilosidades. De lo alto de los tallos y de las ramas laterales aparecen los frutos.

La parte comestible

Alcachofa

Es una inflorescencia en forma de rosetón, formado por brácteas verdes que parecen escamas unidas al tallo. Las hojas externas son duras y fibrosas, en tanto que las interiores son tiernas y muy sabrosas, formando el “corazón” de la alcachofa.

El tamaño de cada pieza está en función de la variedad, pero en general oscila entre los ocho y los doce centímetros de diámetro y por su peso es variable, entre los cincuenta y los cien gramos.

En la alcachofa se pueden apreciar muchos sabores, entre ellos un interesantísimo toque amargo y un regusto final dulzón, muy característico.

La alcachofa de calidad se caracteriza por ser redonda, compacta, pesada -en proporción al volumen-, de color verde claro y brillante, y con las brácteas externas muy unidas al resto del fruto. Las hojas deben estar verdes y no tener manchas pardas, aunque las de invierno pueden presentar algunas como consecuencia de las heladas, sin que ello afecte para nada a la integridad del fruto.

El tamaño del fruto no es un factor de calidad, aunque es exigible que sea acorde con la variedad de la que procede.

Variedades de alcachofa

Alcachofas

Hay muchas variedades, algunas consideradas autóctonas como la “Morada Mallorquina” y la “Monquelina”, que proporciona un sabor y un aroma buenísimos, características que la hacen muy apreciada para preparar “delicatessen” por alguna industria conservera.

Para exportación se cultivan otras variedades, tales como: “Violeta de Provenza” o “Macau” , “Violeta de Palermo” o la “Romana Grande”; algunas francesas como la “Laon” o la “Camus de Bretaña”; algunas innovadoras como la “Talpiot”, que tiene la propiedad de que, a diferencia de las otras variedades, se reproduce muy bien por semillas.

Pero por sus excelentes propiedades gustativas destaca la “Blanca de Tudela”, variedad alargada, de color verde, pequeño tamaño y muy compacta, aspectos que la hacen muy apreciada y preferida por su calidad. Es la única variedad presente en las Indicaciones Geográficas Protegidas: Indicación Geográfica Protegida (IGP) “Alcachofa de Tudela” e IGP “Alcachofa de Benicarló”.